Extraviado

 

Tú fuiste el sendero que saco mi vida
del real camino a la felicidad,
te fingiste atajo y en verdad, perdida,
la dejaste herida de cruel soledad.

Tú fuiste el desvío que tomé imprudente
por llegar urgente y con velocidad,
cambiaste mi rumbo y traicioneramente
cubriste mi mente con tu oscuridad.

Tú trocaste el norte de mis emociones,
me negaste un mapa sin mostrar piedad,
dejándome en medio de mis ilusiones
sin hallar salida hacia la realidad.

Hoy vago extraviado por tu zona umbría
y aguardo el rescate de alguna amistad
que me de su mano y me sirva de guía
o quizás expire de tanta ansiedad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s